miércoles, 2 de abril de 2008

Cuidado con el ruedo!


En cuanto a la manera de llevar la toga y hacerla producir magníficos efectos, era preciso empezar colocando un extremo sobre el hombro izquierdo, de modo que un tercio aproximadamente de la longitud total del paño cayera por delante hasta los pies y tapara por completo el lado izquierdo. El resto de la tela se pasaba por detrás de la espalda y debajo del brazo derecho, de manera que el extremo de la toga cayera hasta los talones.

“Cayo salió tan bruscamente de la Asamblea que, al pisar una punta de su toga cayó desde lo alto de las escaleras”  Suetonio

1 comentario:

Aretha dijo...

Me encanta ese estilo en los vestidos, especialmente. La moda actualizada de esas togas ha inspirado a varios como Galliano a producir los más perfectos vestidos.
Un beso