martes, 14 de octubre de 2008

Mujeres fantasma

El término burka  (del árabe, برقع ) puede referirse a dos formas de ropa tradicional usadas por las mujeres en algunos países musulmanes.

La primera es un tipo de velo que se ata a la cabeza y que cubre la cara a excepción de una raja en los ojos para que la mujer pueda ver a través de ella.  La otra es una prenda conocida como burka completo, burka afgano o, en ocasiones, chador (چادر), el cual cubre el cuerpo y la cara por completo.                                              Ambas clases de burka son utilizados por algunas mujeres musulmanas como una interpretación del código de vestido del hiyab que establece que debe cubrirse la mayor parte del cuerpo y que en la práctica se manifiesta con distintos tipos de prendas, según zonas y épocas.

El burka completo fue hecho obligatorio en Afganistán bajo el mandato de los talibanes, imponiéndose de esta forma un tipo de prenda ya que cubre los ojos con un 'velo tupido' que impide que quien la usa pueda ver normalmente, puesto que el "enmallado" que la compone limita la visión lateral haciendo perder la ubicación espacial y ejerciendo una fuerte presión (peso) sobre la cabeza.

La introducción de esta prenda se produjo en Afganistán a principios del siglo XX, durante el mandato de Habibullah (1901-1919), quien impuso su uso a las mujeres que componían su numeroso harén, para evitar que la belleza del rostro de estas tentara a otros hombres. Así pues el burka se convirtió en una vestimenta utilizada por la clase alta, quien de este modo se "aislaba" del pueblo llano, evitando así su mirada. En la década de los 50 su uso se generalizó en la mayoría de la población, si bien seguía siendo una prenda de las clases acomodadas. 

Arrastrando los pies, los kabulíes, envueltos en la delgada túnica que les sirve de manto, deambulan por las calles. Hay hombres, pero pocas mujeres, que como fantasmas avanzan rozando las paredes en grupos de dos o de tres, ocultas bajo el chadri, un velo total que sólo deja pasar su mirada a través de una rejilla de tela.

4 comentarios:

Aretha dijo...

Estas mujeres si que no ven la luz del día. Por una parte, es totalmente aceptable que cada pueblo tenga su propia manera de vestir, pero cosas como estas me hacen pensar que hay maneras muy sutiles de maltratar a las féminas jeje

Patri dijo...

...uf, si entramos en este tema, se me ponen los pelos de punta...Sabes que muchas de ellas pierden la visión???....No...decididametne el BURKA no...con todos mis respetos a las costumbres propias de ellos....y DANDO GRACIAS de haber nacido donde he nacido.

Un abrazo

paco peralta dijo...

Cesar.- como siempre, muy interesantes tus crónicas. Lo bueno sería que esta prenda fuese usada solamente para el "misterio".....ojalá. un abrazo, Paco

César Taibo dijo...

Cuando leia sobre las mujeres musulmanas, el hiyab y la burka, me acordaba de la moda victoriana, de las "chicas gibson" y su figura de reloj de arena y de los armazones de ballenas que bien encorsetaban los cuerpos femeninos con total aceptación de la moda.
No ver la luz del día, perder la visión... si hay algo que no parece ser lo fundamental en esas costumbres es el misterio. Sería bueno.